Crecimiento Personal Sin Fonteras

crecimiento personal sin fronteras con terapias naturales, chamanismo, coaching y meditación

Vivir la Muerte

 Vivir y morir, un suspiro en la vida, todo se diluye y sólo queda “en los recuerdos”.

Ser en cada momento consciente de ello, hace que cinco minutos sean una eternidad.

¿Cómo llenar nuestra eternidad de cinco minutos?

“Con amor o vacío”

Escogemos la realidad que queremos vivir.

Cinco minutos no definen una vida,

pero si no somos conscientes de ella, la vida puede vivenciar en cinco minutos.

Vivir conscientes nos hace ser inmortales,

en nosotros mismos y en los que nos aman.

Después de la experiencia de nuestra vida, quedamos en el recuero de los que quedan aquí.

Para los que parece que ya no están es una eternidad sin fin.

No lloremos por los que no vemos, porque dejaron de existir para nuestros ojos.

Amemos todos los minutos que sumaron su vida, en una eternidad de amor y recuerdo, que están en nuestro corazón.

“NO al vacío por no estar”

“SÍ a la eternidad del amor por estar”

Traspasando el cuerpo, nuestro espíritu se despide de lo que fue una realidad en la Tierra.

La luz del espíritu se eleva y en un guiño, con esta nueva visión, le trae la certeza de que no murió,

sólo cambió de existencia y de esencia,

sólo cambió un cuerpo por una expansión de sí mismo, donde ya no hay ni principio ni fin.

Para los que quedan aquí…

Sabed que la Tierra solo es un paso, como un sueño en la noche.

Morir para nacer aquí, morir de aquí para volver a nacer…

La verdad de la existencia está fuera del cuerpo.

Sí los que se fueron recuerdan su paso y en él continúan estando y siguen viviendo, aunque en ESPÍRITU, LUZ Y AMOR

Por lo que son.

Por lo que fueron.

Por los que conocieron.

Volverán a soñar como espíritu, una eternidad quizás de cinco minutos,

para regresar…

como humano, a vivir otra realidad.

O quizás a ser viento, agua, fuego, el camino o el que camina.

¿Qué más da ser alumno o maestro?

Existir y vivir con consciencia nos hace inmortales.

Sé consciente de ti, de tus cinco minutos y verás que son una eternidad.

Uné Romero con Crecimiento Personal sin Fronteras

No Comments

Post a Comment